Exquisitos desayunos, picoteos y copas para el vallisoletano alegre

Este bar es para los que vienen con gusa y quieren pinchar algo rico sin complicaciones. Es para los irredentos del vermú torero y el tardeo de jarana. Para los madrugadores con ganas de un desayuno healthy. Para unas buenas copas a deshoras con amigos o una deliciosa cena de picoteo en pareja. Para las cañitas de mañana o con nocturnidad y alevosía. Para el brunch y el trasnoche. Para los curtidos veteranos de Valladolid que aún nos recuerdan y para las nuevas figuras del salir pucelano que pronto lo harán.

Este bar, amiga, amigo, es para ti. Llevábamos mucho en toriles, pero ya nos tocaba volver al ruedo. Porque vuelven los desayunos fetén. Vuelven los vermús de cañas y gambas. Vuelven los chatos de clarete y el servicio esmerado. Vuelve el piscolabis. Vuelve, recuperando el espíritu de los bares de siempre para los nuevos tiempos, el emblemático Bar Lucense.

Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid

Suculentos aperitivos y refrigerios del albor al ocaso

Historia

“El bar Lucense era faro y frontera. Faro para mostrar al peatón la senda de espectáculos como toros o fútbol; frontera de niebla que olía a tabaco, a buen veguero dominical de la tarde de partido”. Así describían María José Velloso Mata y Luis Posadas Lubeiro, en su libro Las fotos del desván, Valladolid en blanco y negro, el antiguo Bar Lucense, que de 1943 a 1996 sirvió porrones de clarete, tapas y raciones a los vallisoletanos. En el mismo lugar donde estuviera aquel bar – hostal – restaurante que dio cobijo a todo tipo de personalidades, artistas y toreros en las tardes de domingo, de fútbol y toros, abre ahora con un nuevo espíritu el emblemático Lucense.

Aquí vas a encontrar fenomenales raciones, elaboradas con producto de calidad pero sin extravagancias. Buenos vinos y cervezas, vermús selectos, copas excelentes, buena música y el ambiente inigualable de un buque insignia de la vida social pucelana. El bar de toda la vida donde juntarse alrededor de unos pinchos y unas cañas para la gente de ahora.

Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid

Carta

Del albor al ocaso, de lunes a domingo, en Lucense vas a gozar cosa fina del desayuno, el vermú, la comida, la cena y hasta de las copas. La reina de nuestra carta es la gamba: concretamente las gambas a la plancha. Pero también tienes pulpo a feira, ensaladilla rusa, gildas, patatas bravas, calamares, torreznos… ¡e incluso percebes! Y de postre, helado de corte. Con su barquillo para cogerlo. Todo lo que echabas de menos de los bares de toda la vida, lo tienes en Lucense. Las raciones de siempre por fin han vuelto. Y aquí te van a saber a gloria bendita.

También puedes venir a tomarte las copas después de tus comidas o cenas en Raza, o hacer aquí su aperitivo con productos salidos de su parrilla. Una combinación ganadora donde las haya.

Y a partir del atardecer, todo amenizado con nuestras pinchadas. Lo que oyes: claretes y DJs. ¿Quién ha dicho que un chato de vino no puede estar de moda?

Llámalo vermú torero, llámalo alldayer, llámalo guateque… Llámalo Lucense. Pero no le pongas hora, porque este bar no para de darte lo que quieras cuando quieras.

Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid

Llámalo vermú torero,
llámalo alldayer,
llámalo guateque…
Llámalo Lucense.

Pero no le pongas hora, porque este bar no para de darte lo que quieras cuando quieras.

Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid
Bar Lucense, aperitivos, vermú, picoteo Valladolid

El emblemático Lucense

pellizcando el corazón de Valladolid

Nada de reservas en Lucense: aquí siempre tenemos sitio para ti. Pasa al fondo a la derecha, que te hacemos hueco en la barra para que estés agustísimo. Un local que ya quisieran en todas las capitales.

Y el mejor público que un podría querer para cualquier bar legendario: el de Valladolid. Como cuentan Velloso Mata y Posadas Lubeiro en su libro antes citado, “ese bar emblemático pellizca los corazones igual que aquellos domingos de vermú, de cañas y pulpo […]. El Lucense era el preludio de la felicidad, del dejarse ver”.

Bienvenidos de vuelta a la felicidad, vallisoletanos.

En Lucense trabajamos SIN reserva porque siempre hay sitio.